^ Volver arriba

Publicidad digital

Su misma concepción las convierten en un elemento publicitario “push” (empujar), es decir, entran directamente hasta la mesa de trabajo de los potenciales clientes o prospectos sin que ellos deban hacer nada. Por este mismo motivo las promos vía e-mail deben estar construidas de forma muy eficiente, con un despliegue rápido y con una línea de “Asunto” muy clara y atractiva y a ser posible personalizada al estilo “Hola Antonio, ¿te gustaría ahorrarte 500 € al mes?”. Aunque los estilos son muchos, la estructura de la promo típica sería la siguiente:

Cabecera con un mensaje abierto, preferiblemente apoyado en una imagen alusiva

Cuerpo con un argumentario claro, preferiblemente en forma de lista de ventajas, con un mensaje muy escueto, con poco texto, resaltando la información de importancia y con un estilo y un diseño tipográfico y cromático que, cumpliendo con el manual de estilo corporativo, centre la atención en lo importante y cumpla con su misión de trasladar la vista hacia abajo

Una clara llamada a la acción (hacer click, pedir una visita, llamar a un número)

Identificación del remitente, logo, dirección, teléfono (bien visible), e-mail… 

La promo se completa con una “landing page” al otro lado del click. Por supuesto, toda la promo incorpora elementos de tracking (veces que se ha abierto, quién la ha abierto, rechazadas, no abiertas…) bien con herramientas de desarrollo propio o bien mediante el conjunto de herramientas que diversas plataformas de lanzamiento de e-mails ponen a disposición de sus clientes.En Promo-soft disponemos de los conocimientos, la creatividad y la experiencia necesaria para producir promos con un alto ratio de conversión, y de los elementos técnicos que nos permiten fusionar una base de datos con una promo con el fin de personalizar la misma con el nombre del destinatario, o incorporar en ellas datos del cliente o de su registro de actividad “Jorge, la última vez que nos visitaste fue el 31/10/2010”. Nuestros sistemas de envíos son implementados de forma que cumplan con la LOPD y poseen controles integrados para gestionar las bajas de forma automática a la primera solicitud o modificar datos por el mismo usuario, guardando siempre los registros legales (fecha/hora/IP de alta y fecha/hora/IP de la baja)